Fotos, Plástica, Otros.

Vivian Maier
Comparte

A principios de febrero leí en Babelia, el suplemento del diario El País de España, un artículo titulado Elogio de lo póstumo, cuya lectura recomiendo y que pueden encontrar acá:

Así descubrí la historia de Vivian Maier. Esa fotógrafa “improvisada” que a lo largo de su vida retrató su mundo, mundo espontáneo debajo de su lente. Justamente ahí reside la magia de su trabajo.

Sugiero, al mismo tiempo dos breves documentales sobre ella y su obra:   

1) Documental de 9’ en español. VER 

2) Documental de sus fotos. El audio es música que acompaña el pasaje de las fotos, está muy bueno. VER

 

Sin Sombra
Comparte

Tengo la secreta esperanza que las historias de estas fotos, puedan interesarle a alguien, aunque sea un poco… 

 

Hacia diciembre de 2017, pasé por Tilcara. Es un ritual que siempre realizo cada vez que voy a Jujuy: subir al Pucará. A lo mejor quiera reparar el fallo de la Selección Argentina de Fútbol de 1986. Ellos se comprometieron a volver si ganaban la copa. Hasta ahora no lo hicieron…

La cuestión es que, mientras con mi primo Polo subíamos, nos dimos cuenta que las siluetas de las personas que iban o venían no estaban. Ni tampoco las nuestras. Es decir, nos habíamos convertido, según la leyenda, en seres sin sombra o, lo que es lo mismo, sin vida.

La versión positivista indica, en cambio, que durante el solsticio de diciembre (en nuestro hemisferio), a determinada hora el sol cae recto sobre el mundo y que así, por un rato, la sombra se toma un descanso.

La espalda es la mía, sin contorno en el piso. La manoisombra es la de mi primo que sostuvo así la cámara para que se notara mejor el efecto “equinoccico”.  

 

Horacio Esber

San Marcos Sierra
Comparte

Tengo la secreta esperanza que las historias de estas fotos, puedan interesarle a alguien, aunque sea un poco… 

Alguna vez leí que el arte de la fotografía consiste en captar el instante.

Por supuesto, como lo he dicho ya, soy apenas un amateur con la cámara. Veo algo, apunto y saco la foto.

En este caso, también como otras veces, la foto que tomé está lejos de lo que había imaginado.

Puede observarse que en el centro hay una madera colgando, como si fuera una mancha en medio del follaje. Ya ni siquiera recuerdo por qué me había llamado la atención. Lo cierto es que después que la tomé, descubrí ese fenomenal contraste de sombra y luz. Y ese detalle hace que sea una buena foto –según me ha dicho mi amigo Jean Luí. Sin embargo no deja de ser una casualidad, tal como me pasó en la fotografía de Mahe, la de las copas, la madre y su hija o hijo.

Volví varias veces a ese lugar, en San Marcos Sierra, trataba de reproducir la misma foto con otra cámara (de mejor tecnología). Fue imposible. Y confieso que alguito frustrado quedé. Será que el arte de la fotografía es, para mí, apenas una cuestión de suerte.  

 

Horacio Esber

Cementerio en Devonport
Comparte

Esta foto inaugura la serie “Cementerios”.

Este es un cementerio bastante antiguo que se encuentra en una Isla llamada Devonport, en Nueva Zelanda.

Me llamó la atención porque estaba (como pasa con muchos cementerios en ciudades europeas) en medio de la ciudad y completamente abierto. A su alrededor hay casas y los chicos juegan en él, como si fuera (es) un parque cualquiera.

Hay varios bancos, algo usual en esa parte del mundo, que la gente dona con las inscripciones de los donantes.

En este caso había uno, en el que me senté, que tenía dos placas con el nombre de una mujer y un hombre. Según se leía, habían sido esposos hacia mil ochocientos noventa y pico. La cuestión es que el hombre lo había donado en homenaje a su mujer después que ella falleciera. Más tarde, alguien –algún pariente o amigo- agregó la siguiente chapa con su nombre (el de él). 

El cementerio en sí, parece arbolado desde siempre y sus tumbas tienen algo de señorial y burgués que ponen cierta distancia con el observador imparcial, o sea, aquel que no está muerto todavía…   

Horacio Esber

Restorante en Mahe
Comparte

Esta foto la tomé en Mahe, África, mientras esperaba el almuerzo. Tenía hambre y la comida se demoraba, entonces empecé a fotografiar el lugar. Me llamó la atención -¿no sé por qué?- ver que en una mesa había copas puestas con la boca hacia abajo. Enfoqué en ellas la lente. Tomé varias y en el mismo momento las observaba con atención en la pantalla de la cámara. Dejé algunas, otras las borré.   

Justo cuando tomé la última y antes de poder mirarla, llegó la camarera con mi plato.

No recuerdo con exactitud, pero supongo que habré pedido pescado o mariscos que en esa isla eran realmente deliciosos. Trajo también, la infaltable copa de vino blanco. El olor dilató las aletas de mi nariz y el entusiasmo sobreviniente hizo que olvidara la cámara y mis fotos.

Ya en la noche, al revisar mi “trabajo” fotográfico descubrí ésta que ahora publico. Lo más valioso que para mí tiene esta foto, es ese contraste de luz y sombra… que de ninguna manera fue mi intención registrar.

De todos modos y aunque el mérito se lo lleve la suerte, el crédito me lo gano yo. 

Horacio Esber

Transporte en Etiopía
Comparte

Esta foto corresponde a Etiopía, en el camino que une Addis Ababa (la capital) y Dilla.

Lo que resulta curioso es que el pastor que lleva los camellos parece ofrecer, al levantar el brazo, esas telas que bien podrían tratarse de repasadores, al menos eso es lo que se me ocurre a mí.

La foto la tomé en movimiento, desde el ómnibus en el que iba y con el cristal de la ventana de por medio. Tengo que admitir que preparé la máquina unos segundos antes porque ví, a la distancia, la manada de los camellos que iba en nuestra misma dirección. Por otro lado, el vehículo circulaba a baja velocidad por dos razones: la primera, sobre la banquina de la ruta había en casi todo el trayecto, personas y animales que iban o venían; la segunda, el estado de la misma, con baches de principio a fin.

Igual, y a pesar de esas circunstancias, esta foto tiene valor, especialmente para mí que ni siquiera soy un amateur de la fotografía.

Horacio Esber    

Estación de Tren de Agra - India
Comparte

Esta foto la tomó Juan Bruno en la Estación de Tren de Agra, India, mientras esperábamos para ir hacia Khajuraho. Estuvo entre 45’ y una hora para conseguirlo. Obviamente, la señora ignoraba la intención de Juan; él, a veces en cuclillas y otras sentado en el piso, disimulaba mirar en el visor las fotografías grabadas. Esperaba la oportunidad justa, pero cada vez que enfocaba -parecía chiste- alguien se cruzaba por delante o se detenía muy cerca de la mujer, de modo que la foto perdería pureza. Lo mejor fue cuando, un segundo antes de oprimir el disparador, tres se detuvieron a discutir metidos entre el fotógrafo y la “modelo”. Permanecieron así, entre gesticulaciones y voces altas –inentendibles para nosotros- no menos de 20’.

El problema: la luz que se iba.

Por fin, el instante exacto y Juan que lo aprovecha. El resultado está a la vista.

Tengo que confesar que por mucho tiempo he contado esta historia como si yo hubiese tomado la foto. Aquí y ahora cedo ante la verdad de los hechos… no fui yo el que lo hizo.

Cantinero - Purmamarca, Jujuy
Comparte

Bajando hacia la plaza principal de Purmamarca hay lugares especiales, con una mística que envuelven a cada turista y visitante curioso.

Es el caso de “Don Heriberto” una especie de “cantina norteña” en la que desde el ingreso, un pequeño con mucha más actitud que altura, nos invitaba con la mirada. Tal vez sólo estaba descansando, tal vez sólo miraba a los que pasaban, pero la imagen de esa construcción con reminiscencias del Lejano Oeste, allá en las tierras de los siete colores del noroeste argentino, con este inusual cantinero, atrajo el lente de la cámara y se quedó grabada para el recuerdo. 

Muestra de Fotografía Los ángeles de Charly
Comparte
Ffotografías únicas, inéditas sobre el ídolo del rock nacional argentino, Charly García. Se trata de una colección de alrededor de 200 imágenes tomadas por Andy Cherniavsky, Nora Lezano e Hilda Lizarazu que se han unido porque en algún momento de su carrera eligieron a Charly García como el protagonista de sus imágenes.
Picnic en el Parque Domain
Comparte
Picnic en el Parque Domain - Auckland - Nueva Zelanda.
Memoria en Auckland
Comparte
Aukcland - Nueva Zelanda. 
La Tierra por fin en paz
Comparte
Fotografía: La tierra por fin en paz
Recibe Novedades